José, hijo de Jacob, y Jesucristo

Paralelismo existente entre la vida de José, hijo de Jacob, y la de Jesucristo.

El ciclo narrativo de la vida de José es muy representado debido a la vinculación que se hizo, ya desde el s. II, con la de Cristo; apareciendo en marfiles bizantinos, vidrieras medievales, frescos decimonónicos…

La túnica de José, José Vergara, 1790.

José era el hijo más querido de Jacob, hecho que marcará toda su la vida, pues por esa razón será también el más odiado por el resto de sus hermanos. Además será el desencadenante de los paralelismos entre la vida de José y de Cristo. En su infancia los hermanos deciden arrojarlo a un pozo y posteriormente venderlo a unos mercaderes; aquí aparece la traición relacionada con las sufridas por Jesucristo. Los hermanos de José manchan su túnica con sangre de cabrito y la llevan ante Jacob, esa túnica se identificará en la Edad Media con la carne flagelada de Cristo. Durante el Barroco y el Neoclasicismo se insiste en el dramatismo de la escena, como hará por ejemplo el pintor José Vergara en 1790.

Los mercaderes antes descritos llevan a José a Egipto y lo venden a Putifar, cuya mujer intenta seducirle aunque siempre es rechazada por el protegido de Yahvé y finalmente le traiciona de nuevo al culparle ante Putifar, quien le hace meter en la cárcel. De aquí podemos extraer varias conexiones con la vida de Cristo: La huída a Egipto de la familia de Jesús, un metafórico viaje a los infiernos en forma de presidio o la castidad de José. Ésta última es la más representada, sobre todo con la idea de mostrar el encuentro amoroso, lo cual plasmó con intensidad en 1649 el pintor italiano Guercino.

Encarcelado, José sigue siendo agraciado con la ayuda de Dios. Consigue el favor del alcaide y cuida de los presos. Una noche dos de ellos le piden que interprete sus sueños, José lo hace y acierta con ambos, si bien tendrán destinos muy distintos: la salvación y la muerte, prefiguración del Buen y el Mal Ladrón que morirán con Jesús en la Crucifixión. Más tarde el Faraón pedirá a José que le interprete un sueño, éste vaticina años de abundancia seguidos de otros de escasez. Acierta y el Faraón lo nombra gobernador. El arte, como las ediciones ilustradas de biblias del s. XIX, representará esta escena con un José ya vestido a lo egipcio, con cetro y corona lo cual puede relacionarse iconográficamente con la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén.

José ante sus hermanos, Charles Thévenin, 1789, óleo sobre lienzo, 111 x 144 cm, Museo de Bellas Artes, Angers, Francia.

Jacob manda a por cereal a sus hijos hasta un Egipto excedente en grano. Allí son reconocidos pero no identificados por José, les pondrá una serie de pruebas para que así puedan demostrar si son buenos para ellos y para los demás. Finalmente José les dice quien es y manda traer a su padre, dándoles tierras en el delta del Nilo. Varias relaciones se extraen de esta última parte de la vida de José: el hecho de que alimente a su propio pueblo, como hizo Jesucristo con el pan y los peces, y el perdón al prójimo, cuestión ésta enraizada entre los dogmas más importantes del Cristianismo. Son múltiples los ejemplos de representación en el arte de estos momentos, sobre todo en el que José desvela su identidad, como por ejemplo el óleo de Charles Thevenin en 1789 o los frescos de Peter Cornelius hacia 1816.

______________________________

BIBLIOGRAFÍA

MARTÍNEZ, C., GONZÁLEZ, T. Y ALZAGA, A.: Mitología Clásica e Iconografía Cristiana. Madrid, Editorial universitaria Ramón Areces, 2009.
RÉAU, L.: Iconografía del arte cristiano. Barcelona, Ediciones del Serbal, 1997.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s