Castiglione y “El Cortesano”

Por el tema y la expresión decid a qué época y a qué obra pertenece el texto siguiente. Justificarlo con el propio texto y destacar lo más importante de la obra en no más de 10 líneas.

[Habla Bembo] Goce con los ojos aquel resplandor, aquella gracia, aquellas centellas de amor, la risa, los ademanes, y todos los otros dulces y sabrosos aderezos de la hermosura. Goce asimismo con los oídos la suavidad del tono de la voz, el son de las palabras, y la dulzura del tañer y del cantar, si su dama fuere música, y así con todas estas cosas dará a su alma un dulce y maravillosos mantenimiento por medio de estos dos sentidos, los cuales tienen poco de lo corporal, y son ministros de la razón, y será tal este mantenimiento suyo, que no pasará, hacia el cuerpo con el deseo, a ningún apetito deshonesto. Tras esto acate, sirva, honre y siga en todo la voluntad de su Dama, y quiérala más que a sí mismo, tenga más cuidado de los placeres y provechos de ella que de los suyos propios, y ame en ella no menos la hermosura del alma que la del cuerpo” […]

Y nosotros, de nosotros mismos enajenados, como verdaderos amantes, en lo amado podamos transformarnos, y levantándonos de esta baja tierra seamos admitidos en el convite de los ángeles, adonde mantenidos con aquel mantenimiento divino, que ambrosía y néctar por los poetas fue llamado, en fin muramos de aquella bienaventurada muerte que da vida, como ya murieron aquellos santos padres, las almas de los cuales tú, con aquella ardiente virtud de contemplación, arrebataste del cuerpo y las juntaste.

Se trata de un fragmento de El Cortesano, escrito por Baltasar de Castiglione y cuya primera edición data del año 1528. Es junto a El Príncipe de Maquiavelo el libro más importante del Renacimiento italiano. En esta obra Castiglione evoca los años pasados en la delicada corte de los duques de Urbino, una de las cunas del Renacimiento y de su trato con intelectuales y caballeros de los que observó su “saber estar”. De esas experiencias en Urbino sacó Castiglione toda una serie de “consejos” para aquel cortesano que se jactara de serlo. Había de ser una persona que dominase en la misma medida el manejo de una espada como el de un laúd; que supiera mantener una elevada conversación y al mismo tiempo tratase de forma considerada a los demás, y todo ello sin petulancia y con la mayor espontaneidad. Su escritura responde al italiano más distinguido de la época y está estructurado en forma de diálogo. En esta conversación participan personajes que servían como ejemplo de todo lo que Castiglione logró transmitir desde su libro: un compendio de cività. [1]

Portada de El Cortesano.

Portada de El Cortesano.

________________________________________

CORRECCIONES

[1] No responde al contenido del texto. (Corregido por Miguel Ramos Corrada, UNED Asturias)

BIBLIOGRAFÍA y WEBGRAFÍA

CASTIGLIONE, B.: El cortesano, introduccion y notas de Rogelio Reyes Cano. Madrid, Espasa-Calpe, 1984.

SUÁREZ MIRAMÓN, A.: Literatura, arte y pensamiento. Textos literarios del Siglo de Oro. Madrid, Editorial Ramón Areces-UNED, 2009.

es.wikipedia.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s